4

Noticias

Una red extorsionaba y castigaba en la cárcel de Cuenca
Depósitos de hasta 1.500 dólares era lo que debían transferir los internos del Centro de Rehabilitación Sierra Centro Sur (CRS-Turi) a sus propios compañeros para no ser golpeados por los llamados Grupos de Disciplina.

Eran internos que, según la investigación de la Fiscalía, mantenían el orden de los pabellones, incluso con el conocimiento de las autoridades del CRS-Turi.

Los detalles de esta red de extorsión se conocieron ayer durante la primera jornada de la audiencia de formulación de dictamen y preparatoria de juicio, que se lleva en contra de 26 internos, familiares, exprivados de la libertad e incluso personal que trabajaba en el centro.

Claudia Romero, fiscal de la Unidad de Transparencia y Lucha contra la corrupción, indicó que el trabajo era conjunto.

Internos como John V. C. abordaba a los recién llegados o transferidos de otro pabellón para pedirles dinero a cambio de resguardar su integridad y la de su familia. Les decía que era un policía infiltrado y para convencerlos les mostraba un teléfono celular en el que decía que de esto sabían las autoridades. Si al principio no accedían, venía la golpiza, que era conocida como el camionetazo.

Sin otra alternativa, los familiares de los internos depositaban en cuentas bancarias o hacían transferencias.

En su testimonio, leído por la fiscal, el interno relata que el trabajo lo hacía con pleno conocimiento del entonces director del CRS-Turi, quien lo incluyó en el grupo de los voceros o líderes del pabellón.

La manera en la que la Fiscalía demostró que el dinero depositado era obtenido de manera irregular fue a través de los registros de aportación en el IESS, SRI, informes de análisis financiero y comprobantes de depósito.

Al comprobar que no había una dependencia laboral que justifique esos altos ingresos y tras realizar algunas triangulaciones telefónicas, se configuraba el delito de extorsión.

La audiencia continuará hoy en el complejo judicial del Azuay, a cargo de la jueza de la unidad penal, Sonia Cárdenas, y se espera tener un dictamen en el transcurso de esta semana. Se receptarán las pruebas de descargo de los defensores.

La fiscal Romero recordó que este caso se inició el 9 de marzo pasado tras un operativo policial denominado Victoria efectuado en seis provincias. La instrucción fiscal terminó el 10 de julio pasado.

Líder de red

Alias Pilligua es el nombre de un PPL acusado por la Fiscalía como autor del delito de extorsión. Actualmente, está detenido en el Centro de Rehabilitación Zonal 8 de Guayaquil, desde donde lideraba esta red.

Cifras de cobro

Por ejemplo, el caso de Jenny S.T., interna del CRS Turi, recibió USD 16.000 entre los años 2015 y 2017.

Redacción Diario El Universo






Repositorio Noticias

14°C nubes